Síguenos en:

malaga 113DESAs

09/08/2018 MALAGA.- El Ayuntamiento de Málaga dispone ya de un  total de 133 desfibriladores, tras la adquisición de 58 nuevos aparatos que se incorporan a la red de edificios municipales, museos, paseos marítimos, aparcamientos municipales y autobuses urbanos, así como los que usa Protección Civil en sus intervenciones. El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha hecho entrega esta mañana de los desfibriladores a responsables de distintas áreas municipales y ha anunciado que, como novedad, los autobuses eléctrico–híbridos de las líneas circulares C1 y C2 contarán con estos dispositivos.

La incorporación de desfibriladores a autobuses convierte a Málaga en la primera ciudad de España que cuenta con estos dispositivos en todos los autobuses de dos de sus líneas más importantes, que discurren por zonas densamente pobladas. Esto contribuirá a la mejora de la cardioprotección tanto de las personas usuarias del transporte público como a las que residan o transiten por las zonas por donde discurren las líneas.

Además, 17 de estos dispositivos se ubicarán en establecimientos próximos a los paseos marítimos de la ciudad, con el objetivo de convertir estos en zona cardioprotegida. En este caso, a la hora de decidir la ubicación de los desfibriladores se ha tenido en cuenta, entre otros criterios, la proximidad de los establecimientos  a los puestos de socorrismo de la Cruz Roja, para que los socorristas puedan acceder a uno de estos dispositivos de forma rápida si es necesario para de esta forma atender en este sentido a las playas de Málaga. Además, todos los servicios de emergencia recibirán información de la red de desfibriladres existente para que puedan hacer uso de la misma.

Las 58 nuevas unidades adquiridas por el Ayuntamiento a través del Área de Derechos Sociales, han supuesto una inversión de 60.000 euros y está prevista este año la licitación de una nueva ampliación de la red, también por importe de 60.000 euros, con la que se alcanzarán un número de unidades próximo a  los 200 dispositivos. Cada uno de los nuevos equipos está integrado por un desfibrilador semiautomático con electrodo para adulto, electrodo pediátrico, batería y bolsa de transporte; un paquete básico de reanimación cardiopulmonar (integrado por una rasuradora, tijera de ropa y mascarillas con válvula antiretorno para la reanimación cardiopulmonar básica); panel señalizador; papel informativo con el protocolo a desarrollar y vitrina con alarma acústica de apertura.

El aumento del número de desfibriladores responde al  compromiso por parte del equipo de gobierno municipal, de dotar de estos dispositivos -que pueden ayudar a salvar vidas en episodios de parada cardiaca extrahospitalaria- al  mayor número de espacios públicos de la ciudad. De hecho, la instalación de desfibriladores es una de las 246 medidas que contempla el Plan Municipal Málaga Ciudad Saludable aprobado en 2016 por el Consistorio. A este Plan se suma el trabajo que se realiza periódicamente en el marco de la Agrupación de Desarrollo Málaga Ciudad Saludable -integrada por el Ayuntamiento y las entidades que trabajan por la promoción de hábitos saludables - con acciones concretas como la celebración, el año pasado, de la primera Semana Saludable y cardioprotegida en Málaga donde se ofrecieron conferencias y talleres de soporte vital básico, manejo del desfibrililador y resucitación cardiopulmonar.

Además, la continua ampliación de esta red de desfibriladores va en sintonía con las políticas de Málaga como smart city, ya que acerca las nuevas tecnologías y la innovación a la ciudadanía y las pone a su servicio a través de estos dispositivos.

FORMACIÓN PARA EL USO DE DESFIBRILADORES

La adquisición de los nuevos desfibriladores va acompañada de una formación específica para su uso, de hasta dos personas por cada uno de los dispositivos. En el caso de los establecimientos próximos a los paseos marítimos, un mínimo de dos trabajadores han recibido o van a recibir la formación adecuada tanto del uso del aparato como de las técnicas de animación cardiopulmonar para que puedan actuar en caso de emergencia. Lo mismo ocurre con los conductores de las líneas de autobuses que cuenten con estos dispositivos.

También recibirán formación los  profesionales municipales de los centros donde se instalen, así como a aquellas personas que se estimen necesarias para garantizar su uso correcto. Para ello se realizan talleres con una duración mínima de 5 horas y se llevan a cabo en el momento de su ubicación en las diferentes dependencias. La formación, gratuita,  corre a cargo de profesionales médicos  de las asociaciones SEMICYUC y de EXPAUMI  que, además de mostrar el uso del dispositivo, enseñan técnicas de reanimación cardiopulmonar (RCP) para intervenciones de emergencia. En los meses de junio y julio de este año ya se han formado 129 empleados municipales que hoy han recibido el certificado acreditativo de estos cursos.

En total, 800 empleados municipales van a recibir formación para el uso de desfibriladores en los próximos meses. El primero de los cursos tuvo lugar el pasado mes de junio y fue impartido en la Escuela de Seguridad Pública del Ayuntamiento de Málaga (ESPAM).

María Fajardo Páez
Directora Técnica de Prensa
Área de Comunicación
Ayuntamiento de Málaga

Avda. de Cervantes, 4 29016 Málaga
Teléfono: 951927114
www.malaga.eu


El sitio web www.cercp.org utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información y el cambio de la CONFIGURACIÓN DE COOKIES en nuestra Política de cookies.

Aceptar Política de cookies.